Música: El Paraíso, Dioses, Monstruos y Pepsi-Cola.

Noviembre es un mes lleno de música. Para estas próximas dos semanas tenemos lanzamientos para todos los gustos los buenos y los malos. Entre ellos encontramos nuevos álbumes de Christina Aguilera, Green Day y Rihanna, aunque también la salida de Born to Die – The Paradise Edition, re-edición del álbum debut de Lana del Rey.

La re-edición del primer álbum de estudio de la cantante neoyorquina (el segundo para los fans, porque en realidad antes lanzó otro bajo su nombre real, Lizzy Grant) vino como una sorpresa para mí, más que satisfecho con el resultado de Born to Die. Personalmente, considero las re-ediciones un robo más grande que la cienciología pero…

¿Qué es lo que hace interesante a Lana del Rey como para que valga la pena comprar una re-edición? ¿Vale la pena?

~

Gabriel knows best

Hay algo en Lana del Rey que me puede. El timbre de su voz, su forma de cantar, la tristeza impregnada en sus canciones y la forma en que estas se masterizan. O quizá sea que sólo me gusta jugar con su nombre (léase: Nylon del Duque, Poliéster del Ministro de Educación, Mezclilla del Primer Ministro). Pero algo es seguro, esta chica llegó para quedarse en mis playlists.

Con el vídeo para Video Games haciéndose viral y la salida de Born to Die a principios de este año (sí, re-edito dentro del mismo año), Lana se convertía en uno de esos artistas to watch, sonando en los medios y obteniendo una recepción más que cálida en las listas de ventas del mundo. Poco le costó convertirse además en un ícono de la moda por su estilo retro, elegante y simple, consiguiéndole trabajo como cara de varias marcas y hasta logrando que una importante marca bautice un bolso en su honor.

Con el anuncio de la re-edición que me tomó por sorpresa, no esperaba mucho, pero la posterior salida del primer single del mismo, Ride, me dejó en el piso, en posición fetal, intentando recuperarme de tanta perfección junta.

Like this

Anteriormente hablé sobre este tema y a las autocitas me remito:

…[Lana] lanza esta canción que nos vuela la cabeza, con su estilo trágico-chic sesentoso y no paro de escucharla. Lana, por favor, don’t leave me now. Necesito el vídeo, ya. Me provoca ponerme los lentes con forma de corazón, atarme un pañuelo a la cabeza, bajar el techo del descapotable y just ride. Va a ser el mejor refrito de la historia, y eso que suelo odiar estos formatos pedorros que tanto les gustan a los artistas de ahora. Y bueno, take me down to the Paradise CityEdition.

¡Cuánta verdad junta! (adulate nomás, adulate) Bueno che, cuando uno está en lo cierto, lo está. The Paradise Edition no defrauda en lo más mínimo, aun habiendo dejado la barra tan alta con el álbum original. Las nuevas canciones mantienen ese tono barroco, sadcore y vintage pero no se oyen repetitivas en lo más mínimo, es más, conforman una unidad que no necesita de Born to Die para subsistir. 

Celebrando esta salida, Born to Die – The Paradise Edition será lanzado también en formato box set, incluyendo Born to Die – The Paradise Edition en un digipack exclusivo, 4 litografías, un vinilo de Blue Velvet, un CD de remixes y los vídeos de Born to Die en un DVD. Si ya no podía esperar a tener el álbum, estar a la espera de esta edición lo hace peor.

VEN A MÍ

A modo de cierre de esta introducción y antes de comenzar a reseñar los tracks que componen este maravilloso EP, podemos decir con total certeza que Lana del Rey se ha convertido en una de las artistas de los últimos años que mayor interés despierta en el público a una velocidad exponencial, no sólo por su belleza y su música, sino también por el dejo de misterio que deja toda su persona en nosotros. Lana, te estamos vigilando.

Parodia de película de espías de mala muerte atrás, comenzamos con lo que compete a este artículo. El track que abre las puertas del paraíso es Ride, sería redundante volver a reseñarlo así que varios renglones más arriba hay que ir. El vídeo (que personalmente no me ha gustado del todo, aunque su monólogo es fantástico) a continuación.

Sigue American inundando la habitación con su nostalgia melodramática. Lleno de referencias a la vida americana, desde la música, la vestimenta hasta las drogas, aunque esto no es específicamente el tema de la canción, pero su presencia es imposible de pasar por alto. La interpretación del tema es brillante, sultry & sexy sin sonar forzado, y su característico sonido retro con letras rather modern es infaltable conformando un tema increíble.

Al sonido de las cuerdas, Cola comienza con una de las frases más interesantes que haya oído en mucho tiempo: My pussy tastes like Pepsi-Cola. Chau. 

No, Cola no es sólo una frase interesante, es mucho más. Es un viaje de ácido, una declaración de sus daddy issues, una invitación al adulterio y Dios sabe qué otras cosas más. En resumen, es genial. Va en repeat por varios días.

Con un sonido que rememora la banda sonora de alguna película de espías de antaño, Lana anuncia ser Hija del Rey, de Marilyn y mejor amiga de Nuestro Señor en Body Electric. BLASFEMIA, QUÉMENLA Al igual que varias de las canciones de Lana, no sé como clasificarla específicamente. ¿Sadcore quizá? Qué importa, es genial. I sing the body electric.

DAT BAWDAY ELECTRIQUE

El cover de Blue Velvet es precioso y embotella toda la esencia del personaje de Lana. Una vocalización perfecta y producción magnífica, haciéndonos querer a todos usar terciopelo azul para nuestros cócteles con la high society, fumando con boquillas y comiendo canapés de polenta.

Dando un giro de 180º llega la controversial Gods and Monsters, describirla no viene a los fines prácticos por eso les dejo un link para que puedan oírla y ser ustedes mismos los jueces de esta gran joya.

Uno de los highlights del álbum, Yayo, sigue el viaje que comenzó Ride. Yayo es un grito de desesperación, una declaración de amor, una obsesión con un “chico malo” a lo Rebelde sin Causa y es absolutamente hermosa. La suave melodía que acompaña la voz de la neoyorquina, la fabulosa interpretación y su tono tan melancólico hacen de este uno de los mejores temas de su carrera fácilmente.

Where is my handkerchief?

The Fresh Prince of Bel Air sigue la línea de las anteriores, un deseo palpable de ser rescatada de una realidad que no es la que ella desea, ser amada salvaje y locamente como en las películas y conocer un mundo nuevo. No tengo más para decir que no haya dicho anteriormente, su intepretación sigue siendo magnífica.

Como regalillo para los usuarios de iTunes se ha incluído un track extra, Burning Desire, una que lidia con el deseo sexual insatisfecho de una manera interesante, comparándolo con un viaje en auto. Es una canción bastante diferente y suena muy bien, pero siento que no agrega ni quita nada, aunque las percusiones más pesadas y el piano más uppy son muy agradecidos.

En conclusión, Born to Die – The Paradise Edition no es una excusa barata para hacer más dinero con un mismo álbum como tanto se ha hecho (léase Lady Gaga, Katy Perry, Ke$ha y otros artistas de pH 14) sino una forma de continuar el increíble viaje que empezó con la salida original y de una manera magistral. Lana del Rey es definitivamente una artista fabulosa y con cada canción nos da una miradita más a su mente, confundiéndonos aun más y obligándonos a mirarla con aun más detenimiento. Simplemente brillante.

Go Lana, Gurl!

Tracks recomendados: Ride, American, Cola, Gods and Monsters, Yayo.

¿Qué te pareció The Paradise Edition? ¿Concordás o discrepás con algo en particular? ¡Compartí con nosotros tu opinión en los comentarios!

Ciarán.

Advertisements

About uncontrolledartpress

Escribimos sobre música, películas y series, entre otras cosas, en general, sobre lo que consideramos arte. We write about music, movies and series, among other things. Overall, about anything we consider art.
This entry was posted in Music, Retro and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to Música: El Paraíso, Dioses, Monstruos y Pepsi-Cola.

  1. R. Mo. says:

    Buena reseña. Dios te lo recompensará.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s